¡Es hora de un siesta! Tomar una pausa para dormir durante el horario laboral, optimiza el desempeño.

FacebookTwitterPinterestTumblrWhatsApp

Polar


Para nadie es un secreto que la jornada que va después del mediodía, justo después del almuerzo, es más agotadora y por ende menos productiva. Resultaría muy oportuno poder tomar una pequeña siesta reconfortante, pero para algunos trabajadores esto es realmente inaceptable.

Cada vez más, las empresas se convencen de que propiciar un tiempo y un espacio para dormir una siesta, aumenta el desempeño de sus trabajadores. Algunas empresas como Google, Nike, La Nasa, están adecuando espacios llamados siestarios en donde los empleados pueden tomar una pequeña siesta a lo largo del día laboral.

Para que cumpla su objetivo optimizador, la siesta no debe durar más de 30 minutos, pues si se hace durante más tiempo puede alterar los hábitos del sueño nocturno; y debe hacerse en un lugar distinto a una cama, puede ser en un sofá. El beneficio de este hábito radica en que favorece la recuperación cardiovascular, reduce el estrés y promueve el estado de alerta mental. La “power nap” como la llaman los especialistas, permite reiniciar el día y disminuye las probabilidades de cometer errores o sufrir accidentes”.

Si el cuerpo te pide sueño, no hagas caso omiso, él realmente necesita esa pequeña pausa. Atrévete a poner esta iniciativa sobre la mesa y propicia una mejor energía en tu ambiente laboral, incluso en la jornada más difícil del día.

www.colchonesrem.com

FacebookTwitterPinterestTumblrWhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *